noviembre 17, 2020

Seguimiento del impacto de los recientes huracanes en territorios indígenas de Centroamérica a través de una plataforma de comunicación, información y monitoreo

San Salvador, El Salvador. Martes 17 de noviembre de 2020:

Con la asesoría del Programa REDD+/CCAD-GIZ, y utilizando software donado por el World Resources Insitute-WRI técnicos representantes del Consejo Indígena de Centroamérica (CICA) desarrollaron una plataforma web para monitorear el impacto de los recientes huracanes ETA e IOTA en los territorios indígenas de Centroamérica.

En el marco de estas acciones, el Programa REDD en coordinación con el Consejo Indígena de Centroamérica (CICA), se encuentra en proceso de desarrollo de la "Plataforma Regional de Comunicación, Información y Monitoreo Indígena", que tiene los componentes de monitoreo de la deforestación, monitoreo de incendios, monitoreo climático y monitoreo COVID-19. Dada la coyuntura de los recientes fenómenos meteorológicos que están afectando a la región centroamericana, en este proceso se ha priorizado el módulo de monitoreo climático desarrollando un aplicativo web para seguir la trayectoria y comportamiento de los huracanes ETA e IOTA con focalización sobre los territorios Indígenas, para alertar a los pobladores sobre las potenciales afectaciones y que puedan tomarse las medidas de seguridad correspondientes.

La información suministrada por la Plataforma es complementaria a la proporcionada por las autoridades nacionales, con la diferencia que éstas se focalizan sobre los territorios indígenas.

Puede acceder a la Plataforma desde el siguiente vínculo:

https://arcg.is/1KeKrf

Como ejemplo, se muestra en la plataforma la trayectoria del huracán IOTA sobre Centroamérica para el 16.Nov.2020, 18:30 hrs.

En esta segunda imagen, se muestra la localización del mismo huracán el 17.Nov.2020 a las 8:00 hrs. sobre los territorios indígenas de Nicaragua.

-------------------------------

Contexto:

La región centroamericana se caracteriza por una población creciente, con altos índices de pobreza y dependencia económica del sector agropecuario, concentrada en un territorio relativamente pequeño y solo parcialmente habitable, rico en biodiversidad y recursos hidrológicos, pero expuesto a desastres naturales de origen sísmico, volcánico y sobre todo climático. Las proyecciones de cambio climático indican una posibilidad de grandes cambios en la región, en los cuales las regiones áridas y semiáridas podrían expandirse considerablemente, al mismo tiempo que puede aumentar la frecuencia e intensidad de fenómenos extremos como los huracanes.

En el contexto actual, muchas comunidades indígenas están ahora particularmente amenazadas por el COVID 19, el cambio climático y la deforestación. Y la falta de "capacidades digitales" dificulta la comunicación eficaz para hacer frente a la pandemia y para monitorear adecuadamente la deforestación, los incendios forestales y los riesgos climáticos.

Por la misma situación actual los procesos de gestión forestal a nivel regional siguen en modalidad virtual lo que pone en riesgo la continuidad de una efectiva participación indígena, dado la falta de capacidades digitales de muchas de sus organizaciones, se requiere abordar los procesos de enfoque de “digitalización inclusiva”.

Con el objetivo de cerrar la “brecha digital” en los proceso de gestión de información tanto a nivel regional (SICA) como a nivel local (sistemas nacionales de monitoreo y sistemas de monitoreo en territorio indígenas), así como para garantizar que los procesos continúen, principalmente en los territorios indígenas; en el marco del Programa Regional REDD III se contempla el fortalecimiento de gestión de información, ampliando el alcance de acciones que el Programa ya ha venido ejecutando en la línea de trabajo de monitoreo forestal.

En este marco, es que se desarrolla la "Plataforma Regional de Comunicación, Información y Monitoreo Indígena" que permitirá tener un panorama general acerca del monitoreo en territorios indígenas en la región centroamericana. Ante la situación actual de la pandemia del COVID-19 se espera en el largo plazo mejorar la gestión de zonas de amortiguamiento y áreas protegidas como una contribución para evitar futuras zoonosis y pandemias.

El Programa Regional Reducción de Emisiones de la Deforestación y Degradación de Bosques en Centroamérica y República Dominicana (REDD III) es un programa financiado por el Ministerio Federal de Desarrollo Económico y Cooperación de Alemania (BMZ) y ejecutado por la GIZ en coordinación con la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD). Su objetivo es contribuir a la conservación y el manejo sostenible de los bosques en la región a través de la consolidación de mecanismos de financiamiento para su implementación y monitoreo en el marco de los procesos nacionales.

Esta página web ha sido desarrollada con el apoyo financiero del Ministerio Federal de Desarrollo Económico y Cooperación de Alemania (BMZ) de la República Federal de Alemania. Su contenido es responsabilidad exclusiva del Programa, y no necesariamente refleja los puntos del Gobierno Alemán.

El Programa Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de Bosques en Centroamérica y República Dominicana (REDD/CCAD-GIZ), es implementado por la Agencia Alemana de Cooperación Internacional (GIZ) en coordinación con la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD).
envelopephonemap-marker linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram