Lección 1: ¿Qué son las salvaguardas y cuál es su función?

Objetivos de aprendizaje de la Lección 1:

“A través de esta lección el participante obtendrá un buen entendimiento de que son salvaguardas y su rol, y podrá distinguir entre las salvaguardas de la CMNUCC y salvaguardas tradicionales.”

Contenido de la Lección 1

  • ¿Qué es una salvaguarda?
  • ¿Porqué existen Salvaguardas para REDD+?
  • ¿Cuál es la diferencia entre salvaguardas tradicionales y las Salvaguardas REDD+ de la CMNUCC?
  • ¿Cuál es la diferencia entre salvaguardas y estándares?

¿Qué es una salvaguarda?

El término ‘Salvaguarda’ lo encontramos comúnmente en el lenguaje de las instituciones financieras (como el del Banco Mundial), el cual se refiere a ‘salvaguardas’ como las “medidas para anticipar, minimizar, mitigar o tratar de otro modo los impactos adversos asociados a una actividad dada.”


Por lo tanto, las salvaguardas tradicionales tienen un ‘enfoque basado en los riesgos’, que supone implementar acciones para ‘gestionar los riesgos’ de una manera económicamente eficiente.

¿Porqué existen Salvaguardas para REDD+?

A medida que avanzaban las discusiones sobre REDD+ en la CMNUCC, se reconoció que la implementación de REDD+ podía plantear riesgos ambientales y sociales significativos, así como una oportunidad para promover los beneficios múltiples.


Los beneficios potenciales incluyen la promoción de la conservación de la biodiversidad y el aseguramiento de la prestación de los servicios ecosistémicos, que incluyen la regulación del agua, la producción de la madera, el control de la erosión y el suministro de productos forestales no maderables. Asimismo, REDD+ puede dar lugar a la obtención de beneficios sociales, como la mejora de la gobernanza, de los medios de subsistencia y la aclaración de la tenencia de la tierra.

Los posibles riesgos que presenta REDD+ incluyen, entre otros:

  • La apropiación tierras de los pueblos indígenas y de las comunidades locales (desplazamiento involuntario),
  • Otras violaciones a los derechos humanos,
  • La pérdida de la biodiversidad.

De no abordarse correctamente las deficiencias en la gobernanza forestal, o de no mitigar el riesgo de los efectos sociales negativos de las actividades REDD+, se podría impedir el logro de los objetivos a largo plazo de REDD+ de reducir de manera sostenible las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de la deforestación y degradación de los bosques, así como de obtener otros beneficios.


A fin de hacer frente a estas preocupaciones y de promover eficientemente los múltiples beneficios que REDD+ puede lograr, las Partes de la CMNUCC acordaron siete salvaguardas, las cuáles identificamos con el nombre de Salvaguardas REDD+ de la CMNUCC.

¿Cuál es la diferencia entre salvaguardas tradicionales y las Salvaguardas REDD+ de la CMNUCC?

Las Salvaguardas REDD+ de la CMNUCC adoptan un enfoque ‘basado en derechos’, en lugar uno basado en los riesgos (inherente a las salvaguardas tradicionales).

Las Salvaguardas REDD+ de la CMNUCC van más allá de la mera garantía de que las actividades no causarán algún daño a la gente y a los ecosistemas vulnerables, sino que además requieren acciones positivas para hacer efectivos los derechos comprendidos en ellas, especialmente los derechos de los pueblos indígenas.

Es importante hacer notar que la redacción de las Salvaguarda REDD+ de la CMNUCC se enfoca en obligaciones derivadas de convenios y acuerdos internacionales, muchos de las cuales otorgan derechos sustantivos (incluidos los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades locales).


De igual forma, las Salvaguardas REDD+ de la CMNUCC se distinguen de las salvaguardas tradicionales por el hecho de que no se enfocan en definir un comportamiento aceptable e inaceptable, sino que promueven e incluso requieren mejoras que van más allá de un umbral mínimo.

De hecho, el Acuerdo de Cancún refleja la intención de perseguir ciertos beneficios al implementar las actividades REDD+, tales como la protección de la biodiversidad y de otros servicios ecosistémicos, y el empoderamiento de las partes interesadas, al asegurar su participación.

¿Cuál es la diferencia entre salvaguardas y los estándares?

Muchas veces los términos salvaguardas y estándares son usados como sinónimos, aunque tienen objetivos muy distintos.

Mientras las salvaguardas pretenden fijar un objetivo deseado y/o delimitar que ciertos impactos sean evitados, los estándares pretenden validar/verificar el cumplimiento de estos objetivos o riesgos evadidos.

En otras palabras la función principal de los estándares es asistir en la verificación del cumplimiento de las salvaguardas.


Sin embargo, en muchos casos se considera que pueden contribuir a la implementación de las salvaguardas, además de contribuir a garantizar su cumplimiento a nivel local o de proyecto.

Adicionalmente, los estándares suelen tener un carácter voluntario, mientras que las salvaguardas tienden a ser obligatorias.

En el contexto de REDD+ es importante diferenciar entre estándares y salvaguardas.

Existen muchos estándares voluntarios que pueden ser usados en el contexto de REDD+. Entre ellos se destacan los estándares de la iniciativa voluntaria REDD+ Estándares Sociales y Ambientales (REDD+ SES).

Es importante clarificar que aunque REDD+ SES a menudo es clasificada como una ‘iniciativa REDD+’, sin embargo ésta difiere de las iniciativas REDD+ multilaterales tales como FCPF y ONU-REDD en cuanto a que:

  • No apoya la implementación (técnica y financiera) de REDD+
  • No está acompañada de un conjunto de salvaguardas
  • Comprende estándares
  • Está diseñada para apoyar a los países a demostrar como han abordado y respetado las salvaguardas de la CMNUCC

En el modulo 4 de este curso examinaremos más en detalle la iniciativa REDD SES+.

Siguiente