En Las Camelias: Campesinos impulsan agroforestería desde 1995 en más de 1,500 hectáreas de bosques

Periodistas de Centro América y República Dominicana visitaron esta zona de Honduras
Fuente: Diario La Tribuna, Honduras  |   01 Jul 2012   |   Honduras
Fuente: Diario La Tribuna, Honduras. [Clic aquí para ver noticia]
Fecha: Julio de 2012
 
Los 26 miembros de este grupo agroforestal –incluyendo 6 mujeres– se sienten muy orgullosos y satisfechos de su trabajo en el aprovechamiento, protección y manejo sostenible de las 1,535 hectáreas de bosques latifoliados, ubicadas en Las Camelias y con influencia en las comunidades de Fruteras y Saladito, en el municipio de San Francisco,departamento de Atlántida.

Así se lo demostraron a un grupo de periodistas y comunicadores sociales de Centro América y República Dominicana que recientemente los visitó y compartió con ellos, desde una caminata por parte de estos bosques hasta una deliciosa y bien fría agua de coco.

“Por nosotros todavía está este bosque”
Durante su visita a Las Camelias, los periodistas hicieron una caminata por los bosques que maneja en forma sostenible la cooperativa agroforestal.
Desde 1995 la Cooperativa Agroforestal Camelias Atlántida Limitada recibió de parte del Estado de Honduras, la autorización técnica y legal para manejar estas 1,535 hectáreas de bosque latifoliado, especialmente caoba, santa María, San Juan y Rosita, que forma parte del área de amortiguamiento del Parque Nacional Pico Bonito y del sistema bosque modelo de Atlántida.
“Antes que nuestro grupo entrara en estos bosques, una empresa que tenía aserraderos en Tela, cortaba a su antojo y sin mayores controles… Pero por nosotros y nuestros cuidados es que todavía está este bosque en buen estado y prestando todos los bienes y servicios ambientales a nuestras comunidades en particular y a toda Honduras en general” nos dice Oswaldo Gámez, presidente de esta cooperativa agroforestal.
Parte de este manejo, es la protección de la micro cuenca ubicada en estos bosques y que sirve agua a las comunidades de la zona. También se conservan 600 hectáreas de bosques para investigaciones agroforestales, lo mismo que parcelas demostrativas y áreas controladas para la regeneración natural de los bosques.
Esta cooperativa agroforestal cuenta con una certificación internacional “Sello Verde” que garantizan que sus operaciones son ambientalmente amigables. Mantiene la certificación de manejo forestal y de su cadena de custodia bajo el sistema de certificación forestal voluntaria FSC® desde 1998. (Código de certificación: SW-FM/COC-000024) La certificación asegura a los clientes que la madera que utiliza la cooperativa proviene de bosques manejados responsablemente.

Para lograr ventajas competitivas en la comercialización de sus productos, además de certificar sus operaciones forestales y cadena de custodia, también se certificó en 2010 como Operador de Comercio Justo (FLO). Por medio de ambas certificaciones se busca acceder más fácilmente a mercados especializados y organizar una oferta importante para responder adecuadamente a clientes interesados en madera y/o muebles certificados FSC y FLO. Entrar en ambos sistemas de certificación, ratificó el objetivo de los productores comunitarios de proteger y manejar sus bosques en el largo plazo. Estos manejadores de bosque, han mantenido con firmeza y determinación los últimos bosques productivos localizados en el norte de Honduras, donde la mayoría de las áreas boscosas fuera del control comunitario sucumbieron ante la agricultura migratoria y ganadería extensiva.

“Los bosques que manejados por estos productores agroforestales, son islas verdes de árboles rodeadas en su mayoría por pastizales y monte bajo que aspiran a continuar como bosques valiosos brindando servicios a la sociedad hondureña .Sin embargo, enfrentamos retos diarios causados por otros intereses sobre los bosques. Muchas personas todavía intentan cambiar el uso de la tierra para ganadería, agricultura o con propósitos de acaparamiento; otros desean establecer actividades de comercialización ilegal de productos forestales en forma destructiva aprovechando la limitada capacidad de control del Estado”, dice Oswaldo Gámez.
Esta cooperativa está afiliada a la Cooperativa Regional Agroforestal Maderas Equitativas Honduras Limitada (CORAMEHL) agrupa a 12 cooperativas agroforestales de la zona del bosque latifoliado, de Atlántida.
 
Visita de periodistas
El 14 de junio recién pasado, periodistas y comunicadores de Centro América y República Dominicana realizarán una gira de campo para conocer de forma presencial las buenas prácticas forestales de esta cooperativa y cómo contribuyen en la lucha contra los efectos del cambio climático.
Invitados por el proyecto REDD (Reducción de las emisiones producto de la deforestación y la degradación ambiental) que impulsa la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) con el apoyo técnico y financiero del pueblo de Alemania, recibieron información sobre el marco teórico y conocimiento práctico de cómo se trabaja en los bosques, considerando algunos lineamientos fundamentales como la gobernanza y la certificación.

La actividad permitió a estos profesionales de la comunicación social, conocer la integración de las comunidades en este tema: la organización para un buen manejo de los recursos del bosque, la colaboración con enfoque de género por parte de los pequeños productores para no deforestar, el valor del bosque en cuanto al agua, servicios ambientales, madera, el dominio de las herramientas para el mantenimiento forestal, entre otros.
 
La visita de campo proporcionó a los comunicadores una amplia visión de los beneficios e impactos económicos que generan los bosques para la región centroamericana y, de esa manera, incentivarles a transmitir esta experiencia a la opinión pública a través de los medios de comunicación social.

Parte de las 1,535 hectáreas de bosques latifoliados que maneja la Cooperativa Agroforestal Las Camelias en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Pico Bonito.

Guiados por dirigentes de la Cooperativa Las Camelias los visitantes recorrieron el bosque certificado y en proceso de regeneración, entrevistándose con miembros de la comunidad sobre el manejo forestal.

La gira concluyó con una visita y entrevistas en la Mancomunidad de Municipios del Centro de Atlántida (MAMUCA), para visualizar las experiencias exitosas desarrolladas hasta la fecha.

El Programa REDD/CCAD-GIZ, tiene como propósito crear en los países miembros de la CCAD las bases adecuadas para llevar a cabo mecanismos de compensación sostenibles para reducir la emisión de gases CO2 (dióxido de carbono), causados por la deforestación y la degradación forestal. El Programa funciona bajo la dirección de la CCAD y la GIZ, financiada por el Gobierno de la República Federal de Alemania a través del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ).
En Las Camelias: Campesinos impulsan agroforestería desde 1995 en más de 1,500 hectáreas de bosques


Belice Costa Rica El Salvador Guatemala Honduras Nicaragua Panamá República Dominicana
RSS Twitter Facebook